ZARAKIEL

TE ADVIERTO QUE QUIEN QUIERA QUE FUERES, ¡ OH TU ! QUE DESEAS SONDAR ARKADIOS DE LA NATURALEZA; QUE SI NO HALLAS DENTRO DE TI AQUELLO QUE BUSCAS TAMPOCO PODRAS HALLARLO FUERA. SI TU IGNORAS LAS EXCELENCIAS DE TU PROPIA CASA ¿COMO PRETENDES ENCONTRAR OTRAS EXCELENCIAS?

EN TI SE HALLA OCULTO EL TESORO DE LOS TESOROS.

¡ OH HOMBRE, CONOCETE A TI MISMO !


I.G.E.O.M. MÉXICO

jueves, 27 de septiembre de 2012

CÓMO DEBEMOS PREDICAR

Queridos Hermanos todos:
Pese a que cada vez con mayor grado de preocupante alarma la vorágine materialista ensoberbece y obnubila a los terrícolas, llevándoles a cometer las más graves faltas contra las Leyes Divinas, toda vez que se hallan trastocados sus sentidos ya involucionantes, llegando a urdir terribles y criminales artimañas convencidos de operar en santidad e inocencia, la Misericordia de Dios no tiene límites para ofrecer perdón a quienes realmente, llegan a arrepentirse de sus transgresiones, tal como puede verse en mi develación de Pistis Sofía, publicada ya hace 18 años, saboteada por el tremendo poder de las tinieblas que me tienen decretada muerte civil, y lo peor: desdeñada la Sagrada Enseñanza por sus originales destinatarios, insisto con suprema perseverancia, en ofrecer abiertamente los Misterios Ceslestiales, tal como expongo en la totalidad de este capítulo 105, invocando a los indolentes y perversos que cambien urgentemente de actitud, dejando la indecisión y claudicaciones, para merecer los Gloriosos Dones de la Inmaculada Luz del Altísimo. Amén.
Con Fe y Amor, invocando el Ultra Son de la Escala FA, vuestro Hermano en Kristo Vivo:
ARKAOM ZANONI PHIDLUZ, V.M.K. EL TAWA MANÚ .:. en Cuerpo Humano: DAVID SERRATE PÉREZ

CAPÍTULO 105
CÓMO SE DEBE PREDICAR
105.1 Juan pregunta sobre el modo eficaz de predicar

Texto original 
Cuando el Salvador hubo dicho esto, Juan avanzó y dijo: Mi Señor, ten piedad de mí si os pregunto, porque continuaré preguntándoos todas las cosas concernientes a la forma de cómo debemos predicar a la humanidad.


Develación
Juan, inspirado, sigue preguntando al Redentor, cómo llevar adelante y de la manera más eficaz la Misión de predicar el Evangelio Salvador a la Humanidad.

Texto original
Y si le entrego a ese hermano un Misterio de los Misterios del principio de los que están en la primera esfera contando desde afuera, y si le entrego muchos Misterios y no hace lo que es digno del Reino de los Cielos, ¿Deseáis que le dejemos pasar a través de los Misterios de la segunda esfera? Así por ventura podamos ganar el alma de ese hermano, y él se convierta, se arrepienta y herede el Reino de Luz. ¿Deseáis que le dejemos pasar hasta los Misterios que están en la segunda esfera?, ¿o no?

Develación
¡Dios mío y Señor mío!: 
¡Socorred a esta Vuestra materia ahora y siempre! 
¡Que Vuestra Luz brote en mí diariamente! 
¡En todo momento permanezca en mí Vuestra Gracia! 
¡Sea en mí Vuestro Poder eternamente! 
Cuántas veces en esta mi singular y azarosa existencia hube de acudir amante y fervoroso, como en el presente caso, clamando estas cuatro plegarias rogativas de mi humana condición hacia mi Naturaleza Divina, para que intervenga prodigándome sus dones, a fin de proseguir la ardua pero feliz labor descifradora de los Misterios que el Cielo me tiene asignada, siendo las Virtudes de Serenidad y Paciencia, aparte de una Fe inquebrantable en Dios íntimo por encima de las más insólitas como dolorosas pruebas, las precisas claves que me han permitido, en cada caso, resultar indemne y concluir airoso los supremos propósitos para los cuales me hallo con cuerpo físico entre los Hombres. 
Luego de esta disgresión que puede parecer incongruente, y sin embargo, plena de sentido y a propósito referencial como explícita, para entender la Misericordia Divina que siempre está dispuesta a perdonar a los más terribles transgresores cuantas veces se arrepientan, es bueno que sepan los modernos fariseos que a quienes tocan las Puertas de la Iniciación se les debe entregar los Misterios inherentes a los más intrincados Arcadios, a sola condición de amar la Castidad, porque sostenerse en ella, como es lo ideal llegando a lograr el anhelado Cinto Tau, ya constituye otra elevada situación como feliz resultado y premiación al afán de búsqueda sincera, constante obra sin desmayos, meditación inductiva, procesos purificatorios intensivos, oración integral, períodos de cuaresma bien llevados, muerte del ego en marcha, y fundamentalmente suprema voluntad de no sucumbir ante ninguna tentación, física, mental o interna. 

105.2 Los Misterios deben ser entregados otra vez al hermano que se arrepienta hasta el tercero de la segunda esfera

Texto original
Y el Salvador respondió y dijo a Juan: Si es un hermano que no está fingiendo, si no que en verdad busca a Dios, si le habéis dado muchas veces los Misterios que corresponden al principio, y a causa de la fatalidad de los elementos del Destino no ha hecho lo que es digno de los Misterios del reino de Luz, perdonadle, dejadle pasar y dadle el Primer Misterio que está en la segunda esfera. Así por ventura ganéis el alma de ese hermano.

Develación
El Salvador le respondió a Juan, diciendo que a un hermano que haya transgredido muchas veces, volviendo a embarrarse en las inmundicias tempestuosas del mundo y sus vanos placeres, pero que en cada ocasión recapacita y torna sincero al Sendero, no se le debe negar acceso a los Misterios y a la búsqueda de Dios íntimo, pues de no haber fingimiento, se hace merecedor del perdón Divino, llegando a trasponer los umbrales que separan las tinieblas de la Luz, pudiendo en consecuencia recibir los secretos, además de la Castidad Real, aquéllos referentes a la Transmutación Alquímica o Iniciática.
Aquél es un proceso superlativo muy diferente a los mecanismos físico-químicos que se operan con la asimilación metabólica, no únicamente de los nutrientes, si no también de la propia materia prima, que puede llegar por méritos adquiridos a sublimarse como vapores seminales, por cierto muy benéficos para los cuerpos y el alma, pero sin alcanzar la trascendencia transmutativa de los elementos terrígenos, siendo los que constituyen en el humano aventajado, la etérea Luz, cuya Semilla es sustancia de Kristo. 

Texto original
Y si no ha hecho lo que es digno de los Misterios de la Luz y ha cometido transgresiones y diversos pecados, y si ha vuelto con gran arrepentimiento y ha renunciado a todo el mundo y se ha separado de todos los pecados del mundo, y sabéis con certeza que no está fingiendo, si no que en verdad busca a Dios, entonces recibidle de nuevo, perdonadle, dejadle pasar y dadle el segundo Misterio de la segunda esfera del Primer Misterio. Así por ventura ganaréis el alma de ese hermano y él podrá heredar el Reino de Luz.

Develación
En consecuencia, después de comprobarse que no hay fingimientos en el arrepentimiento formulado por un pecador que arrastra innumerables transgresiones, y que realmente ha renunciado al mundo y sus pecados, buscando en verdad a Dios íntimo, se le debe recibir, perdonar y hacerle ingresar a los Misterios que corresponden hasta la Kristificación en el Grado Mercurial del ámbito del Inefable; de ese modo, si el ascenso iniciático del hombre así rescatado se desarrolla hasta la liberación de su Alma convertida ya en Kristis Sophía, se habrá ganado para la Luz el Alma de ese Hermano, pues habrá adquirido pleno derecho para heredar el Reino de las Alturas. 

Texto original
Y de nuevo si no ha hecho lo que es digno de los Misterios y ha estado en transgresiones y diversos pecados, y ha vuelto en gran arrepentimiento y ha renunciado a todo el mundo y a toda la materia que hay en él y se ha apartado de los pecados del mundo, de modo que sabéis que no está fingiendo, si no que en verdad busca a Dios, volved a perdonarle y recibidle su arrepentimiento, porque el Primer Misterio es compasivo y misericordioso; dejad también que ese hombre pase y dadle los Tres Misterios juntos, aquéllos que están en la segunda esfera del Primer Misterio.

Develación
De igual manera, si acaso el pecador arrepentido volviese a transgredir, pero que a la vez, luego de un tiempo, se arrepiente y renuncia a toda la inmundicia de la materia, comprobándose que no se trate de posiciones hipócritas o fingidas, el Iniciado que detenta la autoridad respectiva está conminado a aceptar el arrepentimiento, volviendo a perdonar en virtud a la compasión y misericordia del Increado, quien permite al humano contrito recibir de una sola vez la resolución de los Tres Misterios inherentes a la Pirámide íntima del Ser, Signos que se hallan corrientemente velados en la esfera mercurial del ámbito del Inefable.
Y es dable comprenderse también a estas alturas de la develación de Pistis Sofía, que los Misterios de Mercurio, deben entenderse como la sublimación o mutación de los nutrientes que se ingieren y procesan no sólo por la boca, si no por medio de todos los sentidos y ultra capacidades inherentes a la naturaleza humana, que pueden ser asimilados en el Físico y Vital como salud rebosante, en el Astral como capacidad lúcida dimanante y en el Mental como potestad transmutativa de lo terreno material trascendido hasta el Trono del Causal.

105.3 El límite del Poder de los Discípulos para perdonar pecados

Texto original
Y si ese hombre después trasgrede y cae en diversos pecados, desde ese momento en adelante ya no podéis perdonarle ni recibirle en arrepentimiento; pero dejadle entre Vosotros como piedra de tropiezo y como un trasgresor.

Develación
Sin embargo, la facultad que tiene un Maestro autorizado para perdonar pecados, llega a su conclusión cuando el beneficiado ha llegado a coronar su Trinidad Sagrada, y no obstante haber arribado a estas miríficas y Divinales Alturas, su humana materia pierde la sensatez, volviendo a ser atraído por la vorágine tentadora, cayendo estrepitosamente en la comisión de innúmeros delitos de alta gravedad; de modo que el así arrastrado al florecimiento egoico, podrá permanecer entre los Iniciados únicamente como ejemplar escarmiento, aunque para los débiles este trasgresor irredento será causal de tropiezo permanente. 

Texto original
Porque en verdad os digo: Esos Tres Misterios serán testigos de su último arrepentimiento, y él no tendrá arrepentimiento desde este momento en adelante. Porque en verdad os digo: el alma de ese hombre no será devuelta al mundo desde ese momento en adelante, si no que permanecerá en la morada del dragón de las tinieblas exteriores.

Develación
Resulta que precisamente los Gloriosos Signos del Ser que se habían hecho manifiestos en la materia regenerada, servirán de testigos contra ella misma, respecto a las múltiples oportunidades que tuvo vigente el alma humana para adquirir el perdón Divino merced al sincero arrepentimiento, y que en tantas ocasiones no se pudo sostener; de modo que el alma así fracasada no volverá a tomar envoltura en la materia, si no que permanecerá hasta la conclusión del respectivo Mahanvantara, morando entre los dominios del dragón de las tinieblas exteriores, cuya naturaleza multiforme es una síntesis concentrada del furor fornicario, que ha sido expelido por las humanidades desalmadas y rezagadas, provenientes de todas las periferias de los infinitos Universos.

105.4 La explicación de una sentencia anterior

Texto original
Porque con relación a las almas de tales hombres os he hablado antes en una similitud que dice: Si tu hermano peca contra ti, atraedlo y tratad el asunto entre tú y él a solas. Si te escucha, habrás ganado a tu hermano; si no te escucha, lleva contigo a otro más; si no te escucha a ti ni al otro, llévalo a la Asamblea. Si no escucha a los otros, déjalo como a un trasgresor y como a una piedra de tropiezo; es decir, si no es aprovechable en el Primer Misterio, dadle el segundo, y si no es aprovechable en el segundo, dadle los tres juntos que son la Asamblea, y si no es aprovechable en el tercer Misterio, dejadle como a una piedra de tropiezo y como a un trasgresor.

Develación
A esta misma situación ya anteriormente se había referido el Salvador ante sus Discípulos, para explicar cómo un auténtico Iniciado debe obrar respecto a los transgresores que una y otra vez reinciden en sus oprobiosas faltas, a tal punto que se divorcian radicalmente del Padre amantísimo, del Kristo misericordioso y hasta de la Divina Gracia del Tercer Logos, y si por piadosa acción de un poderoso Teúrgo se le ofrece al pecador la oportunidad de acceder a la Pirámide íntima de una sola vez, reunida que haya sido en virtud a los luminosos dones del Espíritu Sagrado, y acaso, aún así, se desperdicia este Portento majestuoso, no podrá más pertenecer al selecto grupo de Laborantes, salvo como ejemplar escarmiento, agudo y ríspido entrenador psicológico, piedra de tropiezo para los insensatos, timoratos, incrédulos y espías quinta columnistas sobornados por los poderes de este mundo, mismos que nunca dejan de aparecer agazapados aún en las mismísimas instituciones iniciáticas, donde cometen toda clase de groserías, atropellos, insultos, intrigas y desvaríos múltiples, en su vano intento de desacreditar la Sagrada Doctrina, que siempre y de todos modos, saldrá finalmente victoriosa. 

105.5 Del Misterio Mayor del perdón de los pecados

Texto original
Y la palabra que os he dicho antes: Para que por medio de dos o tres testigos toda palabra pueda ser establecida. Es decir, esos tres Misterios serán testigos de su último arrepentimiento. En verdad de verdad os digo: Si ese hombre se arrepiente, ningún Misterio puede perdonarle sus pecados, ni su arrepentimiento puede ser recibido, ni puede ser escuchado a través de ningún Misterio, salvo a través del Primer Misterio del Primer Misterio y a través de los Misterios del Inefable. Sólo éstos recibirán el arrepentimiento de ese hombre y perdonarán sus pecados, porque esos Misterios son realmente compasivos y misericordiosos y perdonan siempre.

Develación
Es mediante los Dos Querubines íntimos que el Poder del Tercer Logos testifica al interior del Hombre, y es merced a su accionar alquímico que los Signos de los Tres Misterios pueden establecerse en forma particularizada en la naturaleza humana sublimada; pero luego de este trascendental advenimiento, cuando la Pirámide Divinal ha encarnado en la materia, y como consecuencia de no verificarse un paralelo estado de purificación integral, reincide pertinaz en fatales transgresiones a tal punto que merece al desencarnar el padecimiento de la muerte tercera, pues desde su abismal caída de las Alturas hasta el Tritocosmos, si acaso expresara sólido arrepentimiento de tamaña impropiedad, nadie podrá atender su clamor, salvo la misericordia del Inefable, que es realmente compasivo y haciendo trascender al pecador las faltas cometidas, perdona a éste sus desvíos, con singular y caritativa piedad.
ARKAOM ZANONI PHIDLUZ, V.M.K. EL TAWA MANÚ .:. en Cuerpo Humano: DAVID SERRATE PÉREZ.


No hay comentarios:

Follow by Email

Te Invitamos a Suscribirte

Grupos de Google
Suscribete a LA SAGRADA IGEOM.
Correo electrónico:
Consulta al grupo